Jigging en Madagascar

Aventuras en Nosy Mitsio
agosto 22, 2019
Lubinas y Sargos del norte
abril 10, 2020
 

Jigging en un destino exigente

C uando uno se inicia en un viaje de pesca puede llegar a pensar que al llegar los peces saltarán fuera del agua y se meterán en el barco. Madagascar es un destino exigente. Requiere mucho conocimiento del entorno y por supuesto pericia del pescador. Es un lugar de contrastes, dualidades. Hay zonas en las que no verás un solo pez.

Por suerte, otras muy concretas, rebosan vida. Si se realiza un viaje en solitario, en busca de esas zonas, puede llegar a ser desesperante a la vez que satisfactorio. Por ello, ante la falta de tiempo, es una buena idea contar con locales, grandes conocedores de las zonas de pesca, nuestros guías.

"Es en los lugares difíciles dónde el conocimiento del entorno marca la diferencia"

 

Una vez situados en una buena zona de pesca, daremos lo máximo para lograr las mejores capturas. Siendo el mejor punto de África para el jigging, sería un pecado no probarlo.

Amanece. Una vez desayunados nos pondremos en marcha. Las zonas de pesca suelen encontrarse entre media hora y hora y media desde el campamento. Tiempo que aprovecharemos para montar todos los equipos y estar preparados para no perder ni un segundo al llegar.

Las profundidades están comprendidas de entre unos 30 y 100 metros. Las posibilidades de jigging son variadas. Nos permiten realizar desde slow o ligth jigging , no sin riesgo, hasta el jigging más pesado. Lo dejamos a gusto del pescador.


Traer cantidad, no es algo descabellado. Prepárate para llegar al límite. A parte de jigs, necesitarás paracetamol.

 

Las especies a capturar serán muy variadas, desde peces de arrecife a grandes carángidos.

Los jigs recomendados serán de entre unos 80g a 300g. Tendremos que asumir pérdidas con total naturalidad, pues los atunes dientes de perro pueden llegar a unos tamaños más que considerables, por lo que traer una cierta cantidad, no es algo descabellado. Incluso alguna caña extra.

Si te apasiona la pesca, la aventura y el jigging. Madagascar es tu destino. No olvides paracetamol, la isla del dolor es un bautizo muy acorde.